Un grupo de científicos ha desarrollado un polvo magnético capaz de eliminar los microplásticos del agua en menos de una hora, lo que, según aseguran, permitiría erradicar estos residuos con mayor rapidez y a menor coste, informan este miércoles fuentes académicas australianas.

Los investigadores de la Universidad RMIT, en la ciudad de Melbourne, afirma que su polvo, fabricado con nanomateriales y que contiene hierro, logra atraer los microplásticos, sin crear otras sustancias contaminantes o dejar huella de carbono.

Este material, de color marrón y procedente de materiales reciclados, se mezcla en el agua que contiene microplásticos y tras una hora -mientras que otras técnicas se demoran varias horas o incluso días- permite usar imanes para separar con facilidad los microplásticos y sustancias contaminantes del elemento líquido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *